Amarre de amor con menstruación

Spread the love

Cuando hablamos de hechizos de amarre, con los que una persona busca que otra llegue a su lado para unirse  en una relación amorosa, mantener a alguien que parece alejarse o hacer volver a quien ya se alejó, estamos hablando de hechizos que cuentan con una variedad enorme de elementos que pueden utilizarse para invocar la magia.

Entre todos estos elementos, algunos son básicos y suaves, por decirlo de algún modo, tales como cartas, flores, velas, huevos, agujas… otros son un poco más fuertes y la magia por tanto será mucho más intensa. Los elementos más fuertes para hacer amarre son 3 y tiene que ver con fluidos del cuerpo: La saliva de la persona, El semen y la sangre. En este caso veremos como utilizar la sangre de la menstruación (cuando las mujeres ven la regla de manera mensual), para invocar un poderoso hechizo que representa uno de los amarres de amor más efectivos que se conocen.

Siempre hay que distinguir el hechizo de amarre ante alguien que no termina de decidirse a quedarse contigo, a un hechizo para despertar el amor en alguien que no lo siente,

Amarre de amor con sangre de menstruación



Cuando una niña ve la regla por vez primera, su mundo entero empieza a cambiar, la naturaleza le ha dado una señal que se considera una divinidad, la posibilidad de traer vida al mundo ya está en su ser. Cada vez que vuelve a menstruar esa señal se repite, es como un llamado de la naturaleza que lleva a los seres a reproducirse para mantener la especie en la tierra, pero ese llamado también puede ser usado de otra manera. La fuerza de ese llamado, es la misma fuerza que, en una mujer adulta dispuesta a hacer este amarre, servirá para llamar a su lado al hombre que quiere tener.

 

Materiales necesarios

  • La sangre, como era de esperarse, es el material necesario básico para este hechizo. La sangre que representa a la vida y al llamado de la naturaleza.
  • Una vela roja
  • Un frasco de vidrio
  • Una foto de la persona que quieres atraer
  • Un trozo pequeño de papel
  • Lápiz
  • Una maceta con tierra

El procedimiento es sencillo, pero requiere que tengas sangre de menstruación disponible, en caso de que tengas que hacerlo días después que has menstruado, puedes almacenar la sangre mojando un papel con la misma. El papel se secará con la sangre entre sus fibras, al humedecerlo un poco la sangre puede usarse para el hechizo.

El primer paso es encender la vela roja en una esquina de tu habitación, debes estar desnuda totalmente y arrodillarte frente a la esquina donde estará la vela.

El papel debe tener escrito el nombre de tu amado.

La vela debe tener varias líneas pequeñas, tantas como quepan a lo largo de la cera, que representarán años.

Encendida la vela, mojarás el papel con sangre de menstruación o la exprimirás directo del lugar donde la hayas almacenado, dejándola caer sobre el papel con el nombre de la persona y sobre su foto.

Mientras mojas el papel con su nombre y su foto con tu sangre, empezarás a repetir:

“Enamórate de mí, de mi compañía, de mi vida, de mi cama y de nuestro futuro juntos. Te llamo, te ato, me perteneces ahora y por siempre”.

En cuanto esté completamente mojado el papel y la foto, colocarás ambos en el frasco de cristal.

Debes tomar el frasco y mirar fijamente su foto mientras repites el hechizo pensando con todo tu corazón, con intensidad, que estás atrayendo a esa persona a tu lado.

Esto lo repetirás mientras la vela se consume, no te quedes dormida, no dejes de pensar en él viniendo a tu lado, acostándose en tu cama y uniéndose ambos para siempre.

Como hacer un amarre de amor con sangre de menstruación



Transcurridos unos minutos, la vela se apagará. No debes mirarla, lo que se haya derretido en las líneas demarcadas son los años que pasarán juntos. Si se ha consumido toda es una muy buena señal, aunque casi nunca ocurre. Esto es en realidad parte de arte adivinatorio, a veces la vela solo se derrite 10 años y no porque se separen por peleas, podría fallecer alguno de los dos, pero es inevitable que se cumpla el tiempo que la vela expresa para el fin de la relación por la razón que sea, sin embargo, debes evitar mirar la cantidad de líneas o se arruina el hechizo.

Una vez se ha apagado la llama, tomas lo que queda de la vela y la introduces junto a la foto y el papel en el frasco de cristal.

Lo último que tienes que hacer es enterrarlo para que nadie nunca mire el hechizo, puedes hacerlo en el patio, pero te recomendamos usar una maceta porque luego podrás sembrar flores o cactus en la maceta y te sorprenderás de la rapidez y belleza con que florecerán si el hechizo empieza a hacer efecto.


Deja un comentario