Hechizo más fuerte para destruir a una persona

Spread the love
hechizo de amor para destruir persona

En el mundo de la hechicería es común realizar trabajos para perjudicar a tu enemigo, como es el caso del hechizo más fuerte para destruir a una persona.

Estos trabajos de magia fuerte son conocidos desde hace mucho tiempo atrás,  estando presente como una herramienta eficaz para aniquilar personas que sean obstáculos en el camino.

Para realizar un ritual de hechicería son muchas las razones que se necesitan para adentra en este mundo, solo necesitarás una persona experta en el campo.

Primeramente, hay una consideración importante que debes tomar en cuenta antes de realizar cualquier ritual, es escoger un buen profesional en el área con años de experiencia y alta confidencialidad.

De este modo, se generará una confianza de ambas partes, cliente y servidor, indispensable para lograr una excelente confidencialidad y comunicación, con el fin de efectuar de manera satisfactoria el hechizo.

Con la intención de ayudarte, se presentan las instrucciones para hacer el ritual correctamente.

Materiales a utilizar en el Hechizo más fuerte para destruir a una persona

Con la ayuda de cada componente se obtendrá un fuerte hechizo imposible de revertir. Por eso, es necesario que busques los materiales específicos que se indican:

1.      La fotografía del enemigo

El primer elemento que se necesitará es una foto de la persona a la cual va dirigido el trabajo de magia negra.

Para ello, la foto debe ser actualizada y que tenga una buena resolución. Otro aspecto a considerar sobre la fotografía, la persona debe salir solo en la misma o se recortar muy bien si es una foto grupal. El tamaño puede ser grande o pequeño.

2.      Una tijera

El segundo material, es una tijera básica. Asegurarse de que esta no sea de plástico, preferiblemente que sea de acero inoxidable y de tamaño grande o mediano.

3.      Sangre de Cerdo

Para este tercer ingrediente, deberás ingeniártelas para conseguir sangre de cerdo. Puedes ir a un supermercado o carnicería para obtenerla.

La cantidad requerida es una taza o el equivalente en ml. Ahora, la sangre de cerdo debe estar fresca y bien refrigerada, antes de iniciar la ceremonia.

4.      Dos Velas Negras

El cuarto componente necesario, consta de dos velas de color negro. Estas pueden ser de cualquier tamaño y grosor, sin embargo, lo ideal es conseguir el modelo de vela tipo velón.

5.      Una tela o paño Negro

Como último material, es necesario un trozo de tela o paño de color negro, específicamente. El tamaño puede variar, no es relevante en este caso.

Como dato relevante está el origen de la tela que tomarás, si tomas una prenda del enemigo de color negro, se logrará un hechizo muy fuerte.

También es necesario un fósforo o encendedor.

Etapas para efectuar el Hechizo

Siguiendo como es debidamente las instrucciones para ejecutar el ritual de magia negra, podrás obtener el hechizo más fuerte para destruir a una persona, con la ayuda de los materiales y un excelente hechicero.

Primera Etapa

Para comenzar, es primordial buscar en el almanaque el día sábado más cercano, ya que solo se puede realizar la ceremonia ese día a la media noche, es decir, a las 12 am.

Por otro lado, el lugar que servirá como base para ejecutar el acto es un importante factor, en consecuencia, debe ser un espacio solitario y oscuro, donde reine el silencio y la tranquilidad.

Segunda Etapa

Una vez canalizado los factores explicados en el paso anterior  se procede a lo siguiente, mantener los materiales a la mano listos para ser utilizados.

Lo primero que debes hacer es tomar las 2 velas negras, con la ayuda del fósforo o encendedor, prender cada una.

Al momento de empezarla ceremonia, es indispensable que te encuentres apta para ejecutarlo, con la ayuda del brujo, es decir, mentalmente sincronizado con lo que deseas y quieres, de esta forma se garantiza un buen hechizo.

Tercera Etapa

En esta etapa, ha llegado el momento de la meditación. Por esta razón se indicó en la etapa anterior, que debes encontrar el equilibrio mental entre lo que quieres, odias y deseas para destruir al enemigo.

En el proceso de meditación es idóneo elevar tus pensamientos, específicamente,  como quieres ver a tu enemigo sufrir o derrotado. Es importante, que mientras más específico sea cada pensamiento mejor saldrá el ritual.

Con la ayuda del hechicero profesional, obtendrás muchas ideas y razones para destruir a tu mayor adversario.

Cuarta Etapa

Para la cuarta etapa es donde realmente comienza el proceso de la magia negra. Tomar la tela o ropa negra (si es del enemigo mejor) y la fotografía de la persona.

Con las dos velas negras encendidas previamente, con una mano agarrar la fotografía del enemigo y con la otra la tela o prenda de ropa negra, ahora proceder con ambas manos a envolver la foto dentro de la tela.

Al momento de realizar este paso, de manera simultánea, se debe decir en voz alta, firme y entendible 4 oraciones:

  1. Te  estoy envolviendo con el objetivo de que no logres huir.
  2. Yo te envuelvo que nunca encuentres la felicidad.
  3. Te envuelvo con la finalidad de que nunca triunfes.
  4. Por esta razón, nada podrá salvarte ni nadie te ayudará.

Quinta etapa

En la quinta parte, tomarás las tijeras y cortarás la foto envuelta en la tela, en forma sincronizada cortando la fotografía dirás el conjuro:

  1. (Nombre de la persona o enemigo) Eres pena, desgracia, dolor y tristeza.
  2. Tú no descansarás, ni dormirás, no te relajarás.
  3. Los gusanos se alimentarán de tu carne y sangre, luego se descompondrá,  de la misma manera que lo hace un cerdo.
  4. Es mi voluntad “(Nombre de la persona o enemigo)” y se convertirá en tu destino. Por ello, te maldigo.
  5. De esa forma sea y será.

Luego, los trozos de tela y foto deberán ser introducidos en la taza que contiene la sangre de cerdo, durante un periodo de 3 días y 3 noches.

Para culminar el hechizo, ir a un lugar solitario que sea poco recurrido por personas, ahí enterrar los restos del material usado.

 Esperar los resultados con abundante fe y poner abundante esperanza en el hechizo más fuerte para destruir a una persona.