Hechizo de amor con miel y canela

Spread the love

Muchas veces en las relaciones se pierde el amor motivado a la falta de gestos románticos y cariñosos, que indican el principio del fin. Es aquí donde el hechizo de amor con miel y canela se vuelve un aliado.

Sin embargo no hay de qué preocuparse existen elementos que podemos implementar en ciertos rituales que nos ayuden a promover el cariño y el deseo hacía nosotros por parte de las personas a las que amamos.

En este sentido, el hechizo de amor con miel y canela es uno de los más efectivos, dos elementos que se juntan como la combinación perfecta para el éxito en el amor.

¿Para qué sirven la miel y la canela en estos rituales?

El principal poder de estos elementos es la forma de direccionar el cariño de vuelta hacia nosotros por parte de esas personas que queremos, así como incentivar sentimientos sublimes que por alguna razón hayan abandonado a dicha persona.



Sin embargo, este ritual de amor dulce, solo sirve si se tiene cree con muchas fuerzas en él, de otro modo no se verá frutos con el proceso.

Se considera dentro la categoría dulce no porque el elemento sea dulce en sí, lo cual si influye, pero más bien se basa en sus poderes naturales para aflorar esa parta dulce de las personas remplazando la apatía que se ha perpetuado en la relación.

No es un hechizo en un solo sentido, se trata de una fuerza que involucra a la relación comprendiendo a las dos personas, generando cambios positivos en ambos en pro de una mejora en la relación.

Materiales necesarios para el hechizo de amor con miel y canela

Los materiales estrellas:

  • Limón.

Siguiendo con:

  • 2 velas blancas.
  • Una hoja blanca.
  • Bolígrafo con tinta negra.
  • Lazo o cordón rojo.

Pasos eficientes para realizar el hechizo

  1. Se debe escoger el día en el cual realizar el hechizo, planificándolo para la tarde, en la conocida hora dorada, este es el período del día más propicio para tal efecto.
  2. Lo primero a realizar es escoger un lado de la hoja blanca para plasmar tu nombre en letras mayúsculas y colocar los motivos que creen que puedan ser tu responsabilidad para que la relación no funcione.
  3. En el otro lado de la hoja se repite la acción pero enfocado en la persona amada, es decir que debes colocar su nombre y los motivos que le corresponda asumir a esa persona.
  4. Una vez llevado a cabo este paso se procede a encender las velas, orientas una en frente de a otra con una separación prudencial.
  5. A continuación el papel debe ser rociado con el jugo de uno o dos limones por ambos lados, siendo un acto simbólico para representar lo malo que apaña la relación.
  6. Así, se comienza a colocar dos cucharadas de miel y una cucharada de canela, representando el antagonista de todo lo malo neutralizando a lo agrio del limón.
  7. Se dobla el papel en varios pliegues y se ata con el lazo rojo pronunciando en voz alta: “se cubre el pasado para que se abra el presente y mejore el futuro”.
  8. Luego se procede a apagar las velas y el ritual habrá terminado.


Deja un comentario