Hechizo para que haga lo que yo quiera

Spread the love

Los hechizos de manipulación suelen ser rechazados por algunas personas, se entiende por error que siempre se trata de manipular la voluntad con fines egoístas, pero no es así. Hay varias situaciones que justifican o cuando menos hacen que no sea peligroso realizar un hechizo para que alguien haga lo que quieres.

En el amor, si estás 100% seguro(a) de amar a la otra persona, de querer dedicarle tu vida y crecer juntos, no harías mal si le atraes a ti bajo tu voluntad. En la amistad o la familia, a veces una persona joven o poco inteligente se está dejando arrastrar a situaciones peligrosas por personas sin escrúpulos… en esos casos no solo NO le estás haciendo daño, sino que al manipularlo para cuidarle, le estás protegiendo. Recuerda que es muy fácil decir que todos deben ser libres, tomar sus decisiones y aprender de su experiencia, cuando la persona que está en riesgo no es alguien importante para ti.



En este caso hablaremos sobre un hechizo de manipulación para alguien que amas. Ojo, siempre recuerda que existe la Ley del Karma y que no siempre funciona con una balanza, a veces te devuelve el triple de lo que has enviado. Por eso, si lo que te mueve es egoísmo, querer dominar a esa persona sin más y no deseos o intenciones positivas, podrías pagarlo posteriormente.

Materiales:

  • Una foto de la persona amada
  • Una foto tuya
  • Aceite de sándalo
  • Tela roja

Hechizo para que mi esposo haga lo que yo quiera

Este tipo de hechizos normalmente son realizados/solicitados por esposas desesperadas porque sus parejas se “salen de control”. Ojo con esto, si crees que es una infidelidad lo que le mueve o algún secreto, quizás sea conveniente realizar otro tipo de hechizo. Pero en líneas generales, es un hechizo muy útil para realizarlo y que tu esposo te obedezca.

Es importante que las fotos sean lo más actuales posibles, una foto de él en su infancia no serviría.

¿Por qué utilizamos fotos y no otra prenda?

Por supuesto que se puede utilizar otra prenda, pero la foto encierra una fuerza y energía que no te la brinda otra prenda, a menos que quieras algún hechizo sexual, donde una prenda, sobre todo utilizada en alguna relación íntima, tendría mucho poder en la invocación de un hechizo. Las fotos encierran la esencia de la persona pero sobre todo, al mirar su foto y la tuya, se te hará mucho más fácil activar la fuerza energética que te permitirá que le domines. Más aún, al pensarlo mirando la foto, automáticamente la magia empieza a obrar.



Pasos a seguir

Realiza un hoyo en el patio o jardín de tu hogar, trata que sea debajo de donde siempre se sienta él/ella. Mientras haces el agujero visualiza como esa persona se acerca y se sienta arriba. Con 4 centímetros de profundidad será suficiente.

Mira fijamente ambas fotos mientras repites 7 veces:

En adelante, tu obediencia hacia mí será absoluta. Te mando y defino lo que quieres, para empezar quieres venir a mí y comenzar a complacer mis deseos por completo

Es muy importante mirar fijo ambas fotos mientras repites el ritual y tratar de llevar ese pensamiento hasta esa persona.

Luego meterás ambas fotos en el trozo de tela y le dejarás caer varias gotas de aceite de sándalo). Enrollas todo hasta hacerlo un bulto muy pequeño y lo entierras, cuidando que no se note en la tierra que acabas de enterrar algo.

Al terminar debes pararte fijamente sobre el sitio y, de espaldas a la puerta de tu casa, imaginas que él/ella está llegando de la calle y mientras entra y llega a ti, le repites 7 veces con los ojos cerrados.

En adelante, tu obediencia hacia mí será absoluta. Te mando y defino lo que quieres, para empezar quieres venir a mí y comenzar a complacer mis deseos por completo

Esta vez será importante cerrar la última repetición con el nombre completo de esa persona.

Hechizo para que mi marido haga lo que yo quiera

Si el caso es el más común, para que tu marido te obedezca, hay algunas maneras en que puedes saber si ha sido efectivo:

  • Llega a casa justo después que terminas el hechizo. Las casualidades no existen, es una manera en que el universo te avisa que el hechizo está activo.
  • Empieza a consentirte y hacer cosas que antes no hacía. El sentido común no falla, si él/ella nunca accedía a darte un masaje al llegar de la calle y ese día, sin pedírselo, hace eso que tanto le has pedido antes, es obvio que el hechizo funcionó.

Existe la posibilidad (según tu fuerza energética), que él/ella sean atraídos a la casa mientras haces el ritual, no debes temer si llega mientras haces el final del ritual de espaldas a la puerta. Lo creas o no, esa persona no podrá hacer nada en contra de tu voluntad en adelante.


Deja un comentario