35 frases de bondage

Spread the love

Esos que desean comenzar a entrenar BDSM puede venirles realmente bien una de las oraciones que hemos elegido para ellos con temática bondage. La técnica del bondage tiene relación expresamente al atar a la pareja con la que se está manteniendo relaciones, incluyéndose en el apartado de BDSM en el que hay un sujeto sumisa, la que es atada, en tanto que la otra es el amo o dominante, que será la que ate a la otra persona. Es una ejerce que, si se hace con mucha paciencia puede ser entretenida y muy distinta a lo recurrente. Aquí tendrás una colosal selección de oraciones de bondage para que consigas usarlas cuando desees o que logren representarte, tanto si eres amo o sumiso.

Frases de bondage cortas

  • Aprender a ejerce SM es como estudiar a tener sexo desde el comienzo.
  • Cuando se bordea el abismo de la oscuridad, la sumisa capaz se distribución al instinto de su Amo.
  • Nunca fui más libre desde que tu cadena me ata…Nunca volé más prominente desde que a tus pies me arrodillo.
  • La persona sumisa no es un ser débil y sin opinión propia, su intención no se destruye: se cede.
  • Ayudar a tu sumisa no es solo tu deber es un exitación.
  • Puedo decir al instante si un hombre es dominante o sumiso: sencillamente le digo que se siente en el sofá. Si es sumiso, obedecerá a la primera. Si me mira por un momento, decidiendo por sí mismo, es dominante.
  • Un ser sumiso requiere tanto las risas como las lágrimas, con ámbas goza totalmente.
  • Los libros son finitos, los encuentros sexuales son finitos, pero el deseo de leer y de tener sexo es infinito, sobrepasa nuestra muerte, nuestros miedos, nuestras esperanzas de paz.
  • No hay más grande esclavitud que la independencia no deseada, ni más grande independencia que la esclavitud de una sumisa entregada.
  • Manejar el silencio es más difícil que conducir el látigo.
  • El resto de todo el planeta no posee ni iniciativa de hasta qué punto es cariñoso e íntimo este acto.
  • Para contemplar la sumisión se requieren entendimientos, pero para vivirla, vivencias.
  • Los vicios vienen como individuos, nos visitan como huéspedes y se quedan como amos.
  • El collar más considerable es aquel que es invisible, aquel que se transporta dentro y que se siente por arriba de todas las cosas.
  • Los seres sumisos obedecen con gusto cuando quien los domina es justo.
  • Los dominantes recurrentemente modelan increíbles sumisas. Ellos conocen las reglas del juego.
  • Es aparente que todas las sumisas no son particulares, pero todas quieren serlo para su Amo.
  • Ningún Amo debería serlo sin ser antes Amo de sí mismo
  • Algunos fallos se corrigen a fustazos, otros, se corrigen con expresiones y comunicación.
  • A partir de en este preciso momento, la última palabra que ha de salir de tu boca cuando te dirijas a mí, debe ser “Señora”, ¿comprendido?

Frases de BDSM

  • El ser sumiso se compone del 10 por ciento de talento y el 90 por ciento de constancia y perseverancia.
  • Mi alma requiere tanto mimo como mi cuerpo castigo.
  • Una sumisa no falla, sólo está mal educada.
  • El Amo poco puede estudiar sin la virtud de su sumisa.
  • Nunca falla: tan rápido como tienes las manos atadas a la espalda comienza a picar la nariz…
  • ¿Como puede interesarte un Amo, si no está acompañado de mal, exitación y el chasquido de sus látigos?
  • Un Amo es el que prende velas en los oscuros rincones del alma Sumisa.
  • El acoso sexual no en todos las ocasiones tiene por propósito la posesión sexual que se ve perseguir de forma única. La verdad es que tiende a la posesión sin más, mera afirmación de la dominación en su estado puro.
  • Con tiempo y paciencia conseguirás mejor sumisión que con fuerza y crueldad.
  • Siempre pido que me venden los ojos cuando me someto en las fiestas porque si alguien que no me agrada está observando, no quiero saberlo…
  • No volverán las expresiones calladas, las sesiones perdidas, los azotes evitados, la sumisión no entregada. No volverá el tiempo pasado.
  • Una cosa es ser sumiso/a BDSM y otra tener carácter sumiso, ámbas cosas no tienen por qué ir unidas.
  • Mi primer sometido es mi control, siempre está a mi servicio.
  • Los dominados aplican a las relaciones de dominación unas categorías construidas desde el método de los dominadores, haciéndolas manifestarse de ese modo como naturales.
  • El látigo puede llegar a vigilar más a los Dominantes que a los seres sumisos.

 

Deja un comentario