Las 20 mejores rimas graciosas con nombres para romper el hielo

Spread the love

Las rimas con nombres tienen la posibilidad de asistir muy, tanto si estamos hablando de personas adultas, como también para niños. En la situacion de los superiores, se tienen la posibilidad de hacer en diferentes dinámicas para que cada uno piense en una rima, en tanto que está no sea muy brusca o que consigua dañar a la otra persona. Así, la multitud tienen la posibilidad de conocerse mejor, y también estudiar el nombre de todos ellos a través de esta clase de ocupaciones.

Rimas graciosas con nombres

  • Marina, la que a sardinas se pone fina.
  • Arancha, la que se queda tan pancha.
  • Lucía, que come todos los días.
  • Rocío, a la que no se le puede decir ni pío.
  • Txema, ten precaución que te quema.
  • Yolanda, duerme más que anda.
  • Cristina, le agrada estar en la cantina.
  • Javier, le agrada más comer que correr.
  • Sergio, del plato se deja una tercer parte.
  • Abel, ¿te has llenado de miel?

Rimas divertidas con nombres para niños

  • Rubén, al que le agrada viajar en tren.
  • Alberto, al que vieron en el huerto.
  • Dominga, a la que le agrada que la distingan.
  • Belmonte, la que está como las cabras del monte.
  • Manuela, goza comiendo ciruelas.
  • Clarita, no le agrada que la confundan con Rita.
  • Vicente, el que se ofrece palmadas en la frente.
  • Mariano, al que le zurran con dos manos.
  • Irene, la que solo te llama cuando le conviene.
  • Ana, la que lavan en una palangana.

Rimas con nombres graciosas para entretener

Cuando estamos hablando de rimas graciosas con nombres para niños, esto cobra muy más interés puesto que le asiste para hacerse de múltiples formas. Antes que nada, y del mismo modo que sucede con los superiores, les asiste para aprenderse los nombres de todos sus compañeros de escuela o de hecho si están en un campamento y requieren abarcar cómo se los conoce como todos. Con la rima, el nombre queda más fácilmente grabado dentro de el, porque lo relacionan con esta musicalidad que dan las rimas.

Además, también asiste para que los niños aprendan mejor las expresiones, como también el método de todas ellas, la forma donde se pronuncian y también, en clases, se tienen la posibilidad de realizar ocupaciones para intentar comprender si una rima que se realizó es asonante o consonante. En varios colegios esta actividad se transporta a cabo todos los días con el propósito de que los niños logren imaginar expresiones recientes con sus nombres o con el de sus compañeros, intentando encontrar en todo instante que no se consigua dañar los sentimientos de nadie.

Así como hemos expuesto al inicio de este artículo, hay también rimas divertidas pensadas para los más superiores y que tienen un tono más ardiente en algunos puntos, como también más hirientes, pero nosotros hicimos todo lo viable para omitirlas, puesto que pensamos que conviene mejor realizar un óptimo ámbito y romper el hielo de una forma entretenida. La oportunidad de realizar una rima entretenida con tus amigos o compañeros, y que esta rima consigua ir cogiendo más ritmo o de hecho más grande longitud es algo que puede sugerir pie a un juego, como entre otras cosas cosas el utilizar uno de los nombres que están presentes y todos los correspondientes del grupo que les encontráis deberá de añadirle una rima a dicho nombre. Así la rima va creciendo, como también la diversión. Cuando el nombre se haya quedado sin expresiones que logren rimar o sencillamente que no se sepa, se pasará a la siguiente persona, realizando esta actividad una dinámica muy buena para comenzar a cubrir a compañeros de un grupo que no se conocían con anterioridad.

 

Deja un comentario