Oración católica de protección para mi esposo

Spread the love

Sostener un matrimonio feliz y próspero no es tan fácil. Se necesita la dedicación de ámbas partes para lograr años de unión. Para esto, es destacable que el marido como la mujer entreguen la relación a Dios. Quizás estés tratando hallar formas para ayudar a inspirar a tu marido. Quizás él espera que Dios consigua asistirlo a asesorar su papel como padre o en su matrimonio. Da lo mismo por qué recurras a Dios, tenemos algunas sugerencias para algún mujer que esté orando por un marido.

Aprende estas capaces oraciones de protección para un marido, pues la fe es con la aptitud de remover montañas y si estás pasando por un momento difícil, este es el momento de doblar las rodillas en el suelo y pedirle a Dios las bendiciones de tu marido.

Oración para garantizar a mi marido en su trabajo y del peligro

¿Qué mujer quiere a su marido y no le importa su protección? Ya se intente una patología, llegar tarde a casa, la envidia entre amigos o familiares, o algún trabajo riesgoso como policía o bombero, cada mujer quiere bien a su marido. Si valoras su protección, di la siguientes oraciones con colosal fe.

Padre, te agradezco las promesas que haces en toda la Biblia para sostener seguros a tus hijos. Para brindarnos un refugio, para ser nuestra fuerza y ​​fortalecedor. Gracias porque jamás nos dejarás ni nos abandonarás y por ser amable con nosotros todos los días de nuestras vidas.

Padre, afirma a mi marido en todas las formas en que camina;  velar por su ir y venir (Salmo 121: 8) guiándolo lejos de algún situación dañina. Protéjalo de accidentes de viaje, accidentes laborales, patologías, patologías debilitantes del cuerpo o la cabeza. Protégelo de la crueldad y de la multitud que lo hacen. Estoy parado en la brecha en nombre de mi marido, (Ez.22: 30-31) pidiéndole que ponga su vigorosa mano de protección a su alrededor en todos los sentidos.

Señor, sé que tu brazo no es muy corto como para que no consigas salvarlo (Isaías 58: 1), así que guarda la vida de mi marido para que consigua envejecer y ver crecer a los hijos de sus hijos. Te lo confío a ti, completamente convencido de que eres con la aptitud de cuidarlo este día y todos los días de su crónica. (2 Timoteo 1:12)

Padre, cuando su corazón está cargado y su espíritu agotado, el planeta se ve oscuro por todas partes, recuérdale que tú eres su escudo, su libertador, su roca. Recuérdele tú eres su permanente fundamento, piedra angular y fortaleza. (2Sam.22: 1-4) Protégelo de algún ataque que el enemigo planee realizar en su cabeza, desviando los dardos ardientes que le lanzan. No le fallarás, porque no rechazarás a tu pueblo; Jamás abandonarás tu herencia. (Sal. 94:14) En el precioso nombre de Jesús.

Amén.

Señor, te estoy pidiendo que protejas (el nombre del esposo) de algún hecho, patología, compromiso o predominación maligna. Manténlo seguro, primordialmente en automóviles y aviones. Escóndelo de la crueldad y los proyectos de la multitud malvadas.

Donde quiera que camine, asegura sus pasos. Mantenlo en tu sendero para que sus pies no resbalen (Salmo 17: 5). Si su pie resbala, sostenlo por Tu misericordia (Salmo 94:18). Dale la sabiduría y la discreción que lo ayudarán a caminar con seguridad y no caer en compromiso (Proverbios 3: 21-23).

Sé su fortaleza y escudo (Salmo 18:22). Haz que él viva a la sombra de tus alas (Sal. 91: 1-2). Sea su roca, salvación y defensa, para que no sea movido o sacudido (Sal. 62: 6).

 

Rezo para que aunque las cosas malas logren estar pasando a su alrededor, no se acerquen a él (Sal.91:7). Sálvalo de algún plan del enemigo que busque remover su llegada de aquí en adelante y también para toda la existencia (Salmo 121: 8).

Te amo Señor y amo a mi marido. Gracias por tus respuestas en el sendero. En el Nombre de Jesús oro,

Amén.

 

Señor Jesús, te pido que bendigas a mi marido y lo protejas del compromiso. Hazlo fuerte, definido por Tu carácter, para que consigua apoyarse en ti en busca de sabiduría en algún situación. Guárdalo por el poder de tu nombre, y no permitas que nada formado contra él prospere. Sostenlo cerca de Tu corazón, con sus ojos dirigidos siempre en Ti. En el lugar de vida, en el trabajo o donde quiera que vaya, mantenga puro su corazón y sus pensamientos. Guíalo lejos de la tentación y ayúdalo a estar siempre atento a los esfuerzos de su enemigo para distraerlo, engañarlo o desanimarlo. Cancela todo intento de desacreditar a mi marido o su salvación.
Que tu mano derecha lo refuerce todos los días mientras lo guardas con tu presencia. Ayúdalo a usar bien su armadura espiritual, mientras trata de dirigir a su familia con integridad y honor. Sella las salidas que piden huír cuando las responsabilidades le pesan en los hombros. Gracias porque prometes llevar sus cargas y aligerar su carga en las peleas del día a día de la vida. Guarda su testimonio y mantén su fe intensamente arraigada en ti, Señor. Eres su defensa segura, y eres el único que realmente puede mantenerlo seguro. Gracias Jesús.
Amén

Amado Dios, cuando ofrezco una oración por mi marido, te estoy pidiendo que lo protejas. Por favor afirma su crónica y su salud. Por favor, protégelo de algún persona o algún cosa que consigua hacerle daño. Él es una colosal bendición en mi vida y para nuestra familia. Te agradezco por su amor y te estoy pidiendo que lo ayudes a vivir tus propósitos. En el nombre de Jesús oro,

Amén.

Señor, rezo para que protejas (nombre del esposo) de algún hecho, patología, compromiso o malas influencias. Asegúrate de que esté seguro, primordialmente en automóviles y aviones. Escóndelo de la crueldad y los proyectos de la multitud malvadas. Dondequiera que camines, estás seguro.
Mantenlo en los caminos del Señor, para que sus pies no vacilen (Sal 17.5). Si resbalan, pónlo parado por tu misericordia (Sal 94.18). Dale sabiduría y discreción para asistirlo a caminar con seguridad y no caer en compromiso (Pr 3: 21-23).
Haz que permanezca a la sombra de tus alas (Sal 91.1,2). Que tu roca sea salvación y defensa, para que no sea sacudido (Sal 62.6). Aunque tienen la oportunidad de ocurrir cosas malas a su alrededor, rezo para que no lo alcancen (Sal 91.7). Sálvalo de algún plan enemigo que tenga como propósito remover su crónica (Sal 103.4). Guarda tus salidas y entradas desde este instante y para toda la existencia (Sal 121.8).
Amén

Otras oraciones para garantizar a mi esposo

Hoy, y cuando mi marido salga, estará cubierto por los ángeles del Dios viviente. Le darán protección y no golpeará ninguno de sus pies contra la piedra.

No tengo miedo en mí por la protección de mi marido porque sé que Dios tiene el control de su crónica. Se mantiene distanciado del compromiso y jamás será herido por los contrincantes.

La flecha que vuela de día extrañará a mi marido. Nunca será una víctima de ninguna forma, donde sea que esté.

El terror de la noche no caerá sobre mi marido. Aun cuando la multitud malvadas se reúnan contra él, se dispersarán por el poder en el nombre de Jesucristo. Amén.

 

Mil caerán del lado de mi marido, y diez mil en su mano derecha, pero ninguno de ellos se acercará a él porque su seguridad es del Señor. Amén.

Amado marido, ningún arma formada contra ti prosperará. Deberás huír de algún forma de pandilla contra tu vida. Los testimonios de la protección del Señor serán su porción en el nombre de Jesucristo.

Mi seguridad está en visto que Dios a quien servimos protegerá a mi marido de todo mal. Incluso mientras conduce por la autopista, no le ocurrirá ningún hecho. Su salida y entrada están preservadas, en el Nombre de Jesús. Amén.

Los ángeles del Señor siempre cubren a mi marido para mantenerlo protegido de adivinaciones y encantamientos. Se guarda su cordura, y no le ocurrirá ninguna patología extraña, en el Nombre de Jesús.

 

 

Hoy, mi marido está en el seto de protección del Señor. Ninguna serpiente lo morderá. Su cuerpo sigue seguro de algún forma de intoxicación. Declaro que jamás caerá en manos de hombres malvados.

Así como las montañas cubren a Jerusalén, mi marido está cubierto por el Señor. Lo mantendrán seguro donde sea que esté. Por su bien, se salvarán muchas vidas cuando el terror ataque. Cada vez que invoca al Señor, será rescatado.

Amado Señor, afirma a mi marido del daño. Él es el niño de tus ojos, entonces, puedes contender con quienes contienden con él. Amén.

Cuando hay una tormenta por enfrente de mi marido, que el Señor lo mantenga atrás. Cuando hay compromiso llegando a donde está, que el Espíritu Santo lo incite a huír.

 

Deja un comentario