Oración para un buen viaje en carretera

Spread the love

Al arrimarse el propósito de año, es común que la multitud reserven vacaciones para viajar con familiares o amigos y disfrutar del verano . El viaje puede ser bueno independientemente del destino elegido, gracias a que representa un descanso de la rutina. Sin embargo, al tomar el sendero, tienes que tener muy precaución.

Mentalizar los buenos pensamientos y sostener la fe es importante para la paz interior y así asegurar la concentración para ese momento. Por esa razón hemos elegido más de una oración para viajar en carretera con mucha seguridad.

 

Oraciones de protección para viajar en carretera

¿Estás planeando un riguroso viaje por carretera? Las siguientes oraciones nos recuerdan el cariño, el precaución y la protección de Dios al viajar.

Amado Dios:
En el Nombre del Señor Jesucristo, vengo a pedirte tu protección al viajar. ¡Donde necesito tu luz para guiar
mis caminos, donde necesito tus manos para sostenerme, donde necesito tu fantástica presencia! Oh Santo Padre, ten piedad de mí, necesito tu felicidad, Señor, ve conmigo en estos viajes.

Sin ti no puedo realizar nada, quiero que el Señor esté conmigo cada segundo de mi vida. ¡Oh Dios Eterno, escúchame ahora, porque los peligros del sendero son tan gigantes, de hecho en la carretera estoy en peligro, Señor! Como has mantenido a los patriarcas y profetas en sus peregrinaciones, protégeme de todo mal que venga contra mí.

El buen Dios envía a tus ángeles a acampar a mi alrededor, me faltan tus bendiciones, oh Divino Padre. ¡Cuántas personas mueren en sus viajes sin tener el privilegio de corroborar a sus populares cercanos, Señor! ¡Cuántas
personas mueren en las rutas sin tu protección, Dios mío!

Señor de los ejércitos, Dios vivo, Dios poderoso, te invoco por tus misericordias en mis viajes y en mi caminar. Sé
muy bien que si el Señor va conmigo estaré sano y salvo, de hecho puedo descansar sin temor a ningún mal, así que ayúdame Señor, apóyame, Padre mío. ¡Así que te agradezco en el

Nombre del Señor Jesucristo, mi salvador!

Amén

Oh Dios, te agradezco la oportunidad de viajar. Creo en tu omnipresencia, porque eres la luz que guía todos los sitios a lo largo de los caminos de la vida.
Entonces, te pido seguridad en el sendero. Guía a todos los individuos y protéjelos de peligros o en caso de emergencia. Mantiene nuestras vidas, Señor, para que tengamos la oportunidad poder nuestras metas con alegría y tranquilidad.

Señor Dios mío, envía a tu ángel enfrente de mí, progresando el sendero para este viaje. Protégeme totalmente descartando accidentes o algún otro peligro que me rodee. Guíame, Señor, con tu mano.
Que este viaje sea despacio y satisfactorio, sin contratiempos. ¿Puedo volver satisfecho y con total seguridad?

Gracias te doy, porque sé que en todo instante estarás conmigo.

Amén

Oh Divina Santa María, que en tu peregrinación conociste la fatiga y los peligros del viaje, afirma a estos hijos tuyos que están próximo de comenzar un viaje.
Acompáñanos en todo momento, vigilar nuestro confort y pretenciones y ayúdanos a llegar bien a nuestro destino.
Que así sea.

Amen

San Cristobal:

Facilita nuestra aprobación, amado San Cristobal. No permitas que mi visión se desplace mientras conduzco, poniendo en peligro mi vida y las de nuestros populares cercanos, amigos o familiares.
Asegúrate, San Cristobal, de que no tengamos un hecho, despacio o fatal; proteje a todos los usuarios que caminan por estos caminos ocupados y peligrosos, cuidándolos con tu amor celestial y su plena fe.

¡Amén!

Concédeme la felicidad de comenzar este viaje recordándote; haz posible ir y venir en la paz y tranquilidad de tu amor infinito y tu benevolencia. Que tu amable acompañamiento me acompañe y dirija mis pasos y mi destino con el cariño eterno de tu corazón. Siempre tenme cerca de ti, Señor.

Me haces ver exactamente los obstáculos y adversidades, y me ayudas a encontrar las resoluciones. Que me salve de la aflicción y la furia, a través de tu bendición y tu paz.

Bendito sea, Dios eterno, nuestro Padre, que ha guardado mi vida, para que a la luz de tu presencia consigua encontrar recientes formas y respuestas a mis cuestiones.

Amén

Señor, sé nuestro guía y nuestro asegurador en el viaje que estamos próximo de arrancar. Cuídanos, protégenos de los accidentes.
Mantennos libres de daños al cuerpo y al alma. Señor, apóyanos con tu felicidad cuando estemos cansados. Ayúdanos a ser pacientes en algún problema que se nos presente. Mantennos siempre conscientes de tu presencia y amor.

Amén

 

Amado Señor,

Rezo por un viaje seguro en nuestro automóvil hoy. Pido que no ocurran problemas mecánicos o neumáticos inesperados.
Manténnos seguro en estos caminos llenos de gente, así como a los demás con los que lo compartimos. Como conductor, dame el discernimiento sobre cuándo tomar reposos para no forzarme al límite. Libera a tus ángeles para rodearnos y defendernos hasta que lleguemos a nuestro destino final. En tu nombre, rezo.

Amén

Guía nuestras manos mientras conducimos nuestros vehículos en las rutas. Guía las manos del conductor de los vehículos que están próximo de llevarnos a nuestro destino.

Asi sea en automóvil, en autobús o en tren, amado Dios, manténnos seguro de algún hecho, peligro u otro daño. Danos un viaje seguro, despacio y sin problemas.

Amén

Salmo 25 para viajar en carretera

De ahora mismo en adelante, cada sendero que viaje lo llevará a Dios. Siga las señales del pacto; lea las normas trazadas.

Mantén tu reputación, Dios; perdona mi mala vida; fué una vida muy mala.

Mi pregunta: ¿Cómo son los adoradores de Dios? Su respuesta: Flechas apuntadas al blanco de Dios.

Se establecen en un espacio prometedor; Sus hijos heredan una próspera granja.

La amistad de Dios es para los adoradores de Dios; Ellos son los que él confía.

Si mantengo mis ojos en Dios, no tropezaré con mis propios pies.

¡Mírame y ayúdame! Estoy solo y en gigantes problemas.

Mi corazón y mis riñones luchan entre sí; Llame una tregua a esta guerra civil.

Echa una observación a mi vida de trabajo duro, después levanta esta tonelada de pecado.

¿Ves cuántas personas me lo brindaron? ¿Cuán viciosamente me odian?

Vigílame y mantenme fuera de problemas; No me decepciones cuando corro hacia ti.

 

Deja un comentario