Oración Milagrosa Sanadora

Spread the love

Si conoce a una persona con problemas de salud, diga una de estas oraciones de sanación fuertes y poderosas para pedir la curación de sus enfermedades y dolencias.

Oraciones para sanar

Imagen - oración curativa

Cuando necesitamos consuelo espiritual, reza la oración de sanación divina al Padre Creador, al Hijo Salvador y al Espíritu Santo para que pueda sanar nuestras enfermedades. Porque la Santísima Trinidad intercede en la salud de los enfermos, ya sea para usted, un pariente o un amigo necesitado, para otorgar la curación y el bienestar divinos, o para liberarlo de una enfermedad profunda.

San Rafael, el Arcángel, es un poderoso intercesor que ayuda, según la voluntad de Dios, a curar enfermedades físicas, mentales y espirituales.

Nuestra Señora de la Salud es la santa que reza con gran fe cuando necesita los milagros de la curación de enfermedades del cuerpo y del alma.

Podemos, en cualquier momento, rezar una oración de curación pidiéndole a Dios, a Jesús y a la Santísima Trinidad que intercedan en el plan de salud. Dios, nuestro Señor, siempre estará presente para ayudarnos en el momento que más lo necesitemos, en momentos de angustia.

Oración por curar enfermedades

¡Oh, santo celestial! Haz que nuestra fe crezca infinitamente, creemos en tu infinito poder sanador, libéranos de las energías malvadas que nos rodean.

Padre, Señor Dios Todopoderoso, tú eres la fuente de consuelo y salud, tú que dijiste: “Yo soy el que te da salud. Santo Padre celestial, tu amor es infinito; venimos a ti para curar la enfermedad que habita en mi cuerpo o en la persona enferma.

(Para decir el nombre)

¡Oh Espíritu Santo! Pedimos en su nombre, que nos sane de la enfermedad, que nos bendiga en la enfermedad y que nos haga sentir consolados por su gracia en medio de las aflicciones y angustias.

Señor, quien puede hacer cualquier cosa, te imploramos que vuelvas a tener buena salud (di tu nombre). Y si es su voluntad, que (por decir el nombre), déjenos, aceptaremos como tal, pero solo le pedimos que nos otorgue la gracia y la fuerza, un buen médico y el tratamiento necesario para seguir enfrentando eso.

Compadece a los que no tienen fuerza, líbralos del mal que los aflige, purifícalos, hazlos más fuertes, transfórmalos y acércalos al Señor para que puedan servir en la vida su nombre.

La Santísima Trinidad realiza un milagro de amor, les otorga salud en cuerpo y alma, y ​​la tranquilidad que tanto necesitan. Te lo pedimos con fe y acción de gracias por tu gran misericordia divina.

¡Amén!

Oración de sanación a San Rafael Arcángel

Oh! Amable Arcángel Rafael, lo invoco como el patrón de aquellos que han sido afectados por enfermedades o enfermedades corporales.

Usted preparó la medicina que curó la ceguera de Tobias, y su nombre significa «El Señor Sanador».

Me dirijo a ti, implorando tu ayuda divina en mi necesidad actual: (Haciendo la solicitud)

Si es la voluntad de Dios, sana mi enfermedad o al menos concédeme la gracia y la fuerza que necesito para soportarlo pacientemente, ofreciéndolo para el perdón de mis pecados y la salvación de mi alma.

Enséñame a unir mis sufrimientos con los de Jesús y María y a buscar la gracia de Dios en oración y comunión.

Quiero imitarte en tu afán de hacer la voluntad de Dios en todas las cosas.

Como el joven Tobias, te elijo como mi compañero en mi viaje a través de este valle de lágrimas. Quiero seguir tus inspiraciones en cada paso del camino para poder llegar al final de mi viaje bajo tu protección constante y en la gracia de Dios.

Arcángel San Rafael Bendito, tú que te revelaste como el asistente divino al trono de Dios, ven a mi vida y ayúdame en este momento de prueba.

Concédeme la gracia y la bendición de Dios y el favor que te pido a través de tu poderosa intercesión.

El Gran Médico de Dios me cura como lo hiciste Tobías si esta es la voluntad del Creador.

San Rafael, Ángel de la Salud, Medicina de Dios, ruega por mí.

¡Amén!

Oración por la salud de alguien

Padre, Señor de la vida y la muerte, aunque indigno y pecaminoso, me postro para orar a ti, aumentar mi fe para poder rezar esta oración de curación (nombre de la persona por quien se pide la gracia), a quien amo tanto.

Esta persona (nombre) está sufriendo mucho, afligida por el dolor, y no tiene otro recurso que confiar su salud y vida, al Señor, nuestro Padre, en su poder curativo, en el que deposita todas sus esperanzas.

Alivie, médico celestial, sus penas, sus pasos y libérela de su gran sufrimiento y concédale su salud perfecta, si esto está de acuerdo con su voluntad divina, volviendo en bondad a su cuerpo y alma.

Te agradezco hoy y siempre. ¡Amén!

Ore el Padre Nuestro – Dios te salve María – Gloria a Dios

Oración de sanación interior y física

Señor, divino doctor, hoy vengo, de manera especial, a pedir la cura de todo tipo de enfermedades, especialmente la que me aflige en este momento.

Cúrame de una manera espiritual profunda y, si es tu voluntad, también sanación física.

Aumenta mi fe, Señor, que a veces está muy debilitada. Hacer que la confianza y la confianza crezcan fuertes en mi corazón. Alivia mis dolores y tráeme a mí y a mi cuerpo paz y calma.

Sabemos que a través de la enfermedad, podemos tener momentos de reflexión, que nos favorecen enormemente, nos acercan a Ti, por los senderos del silencio.

¡Que tu paz esté con nosotros!

¡Amén!

Oración curativa por otra persona

Vengo a Tu Presencia Soberana, Señor, para pedir ayuda a aquellos que sufren enfermedades tanto del cuerpo como de la mente en sus vidas.

Conoces a todos y cada uno de ellos; ¡Sabes por las dificultades que están pasando! Falta de un médico, enfermedad y tristeza que solo aumenta.

Apelamos a su misericordia, Señor, y le pedimos: siempre extienda su mano luminosa sobre aquellos que están enfermos, que sufren dolor, muchas incertidumbres y limitaciones.

Señor, que la fe y la confianza se fortalezcan en tus corazones. Alivia sus dolores y dales paz y tranquilidad. Sanar sus almas para ayudar a restaurar sus cuerpos.

Señor, dales consuelo y alivio, y siempre enciende la luz de la esperanza en sus corazones para que, sostenidos por la esperanza y la fe, puedan sentir el amor del universo en sus vidas.

Dales consuelo y enciende la luz de la esperanza en sus corazones, para que, sostenidos por la fe y la esperanza, puedan desarrollar el amor universal, porque ese es el camino hacia la felicidad y el bienestar, ese es el camino que nos lleva a Ti.

Señor, te bendigo, porque he clamado: aumenta mi fe y me has escuchado. Mi alma y mi salud, por Tus benditas manos, han sido tomadas de la oscuridad.

¡Te agradezco por tu salud, mi Señor!

¡Amén!

¿Cómo digo una oración de curación?

Recordemos que para que Dios escuche las muchas oraciones, solo necesitamos fe. Una oración de sanación que nace cuando y en los momentos en que más necesitas la ayuda del Padre, Él estará allí para ti.

No es necesario tener un libro de oraciones cada vez que quieras hablar con Él; Las palabras que vienen del corazón y están llenas de devoción serán bien escuchadas.

Confía en su misericordia, confía en tu fe, recuerda que la fe mueve montañas, derriba barreras y obstáculos que a veces nosotros mismos imponemos. Será tu intercesor divino quien repondrá tu vitalidad y fuerza.

Al orar al Señor, podemos recibir todos los beneficios que nos ofrecen para sanar nuestras enfermedades o ser su voluntad para aprender a superarlas.

Solo cierra los ojos, medita, abre tu corazón y tus palabras serán escuchadas. Ora en tu nombre, en nombre del Espíritu Santo, siempre será una excelente ocasión para hablar con Dios y agradecerle por su infinita misericordia.

¡Gracias!

Deja un comentario