Poderosa oración para vencer enemigos en el trabajo

Spread the love

Quiz√°s uno de los comandos m√°s dif√≠ciles que Jes√ļs nos da como sus disc√≠pulos es bendecir, amar y rezar por nuestros contrincantes. Pero, ¬Ņc√≥mo puedes rezar por alguien que quiere hacerte da√Īo en el trabajo? Puede ser dif√≠cil que lo hagamos, pero a trav√©s del poder del Esp√≠ritu de Dios obrando a trav√©s de nosotros, todo es posible.¬†A trav√©s de Jes√ļs, podemos rezar por nuestros contrincantes.¬†Aqu√≠ hay una forma en que puedes llevarlo a cabo a trav√©s de una oraci√≥n para vencer contrincantes en el trabajo.

 

 

Oración para vigilar contrincantes en el trabajo

En la vida laboral, debemos ser muy precavidos con varias personas que nos cubren y vivir con nosotros.

Se√Īor Jes√ļs, siguiendo tu ejemplo y mandamiento, oramos por nuestros contrincantes en el trabajo hoy. Primero te pedimos que satures nuestras vidas con el poder y la fuerza del Esp√≠ritu Santo. Env√≠a tu amor fluyendo a trav√©s de nosotros y perd√≥nanos por aferrarnos a alg√ļn cosa que consigua obstaculizar nuestras oraciones. Liberamos alg√ļn falta de perd√≥n, pensamientos de venganza o emociones de odio que logren apagar Tu Esp√≠ritu en nuestros corazones. Despu√©s danos sabidur√≠a mientras buscamos c√≥mo bendecir, amar y rezar por nuestros contrincantes.

Oramos para que bendigas a nuestros contrincantes laborales y organices eventos en sus vidas que dejar√°n sus corazones expuestos frente ti. Cuando¬†caracterizaste la bendici√≥n en las¬†Bienaventuranzas, te pedimos que les des una pobreza de esp√≠ritu que reconozca su profunda necesidad de Ti.¬†Oramos para que descubran tu consuelo en instantes de desaf√≠o, y se humillen frente ti, a tu forma y a tu tiempo.¬†Oramos para que les ense√Īes misericordia antes de que sea muy tarde, sabiendo que todos somos contrincantes de Dios antes de que nos extiendas misericordia, y que, simult√°neamente, sean misericordiosos con los dem√°s.

Se√Īor, te pedimos que en lugar de anhelar el mal puro, tengan hambre y sed de tu pureza y rectitud, se conviertan en defensores de tu justicia y que sus esp√≠ritus guerreros se conviertan en pacificadores.¬†Eliminar la fachada del bienestar;¬†derriba las mentiras que los han enga√Īado;¬†y contemplar sus caminos hasta que no logren ver otra salida que la de arriba. Oramos para que les ense√Īes la inutilidad de lo que est√°n llevando a cabo porque al ponerse en contra al reino de Dios y en su oscuridad, frecuentemente son ajenos a las verdaderas causas de su accionar y las consecuencias resultantes. Revelales alg√ļn mal profundo o traumas en sus propias vidas que logren estar prestando asistencia a sus acciones destructivas.

Sabiendo c√≥mo en oportunidades usas el mal y la contrariedad para traer bendiciones a nuestras vidas, rezamos lo mismo por nuestros contrincantes. Usa alg√ļn medio que requiera para ablandar los corazones pedregosos, abrir los ojos ciegos y ayudarlos a entender su necesidad absoluta para usted. Si es requisito, permita la persecuci√≥n en sus propias vidas para que logren presenciar su bendici√≥n. H√°bleles de manera milagrosa y sobrehumano si es requisito, a trav√©s de un sue√Īo, una pel√≠cula, otro leal, Su Palabra, o de hecho a trav√©s de nuestras vidas si en alg√ļn instante nos confrontamos.

De alguna forma, perm√≠tales ser presentes de Tu poder y admitir que T√ļ eres la fuente. Oramos por convicci√≥n, por una evaluaci√≥n honesta de su destino, y por una sensaci√≥n de desesperaci√≥n si eso es lo que necesitan para tomar en cuenta sus reclamos y comprender qui√©n es usted realmente. Pers√≠guelos, de hecho dando permiso que la amabilidad los lleve al arrepentimiento. Y danos paciencia y una profunda seguridad en ti, Se√Īor, de hecho cuando no tengamos la oportunidad ver ning√ļn cambio en nuestros contrincantes. Cuando vacilamos, sin querer rezar por nuestros contrincantes, ay√ļdanos a acordarse tu felicidad en nuestras vidas y lo que ser√≠amos sin ti.

Amén

 

Lesiones abiertas, Sagrado Coraz√≥n, todo amor y amabilidad, la sangre de Nuestro Se√Īor Jesucristo, vuelca en mi cuerpo hoy y siempre. Estar√© vestido y armado con las armas de San Jorge. No sea que mis contrincantes en el trabajo, teniendo pies, me alcancen; teniendo manos, no me lleves; al tener ojos no me ven, y tambi√©n los pensamientos tienen la oportunidad de tener que hacerme da√Īo.

Las armas de fuego no alcanzar√°n mi cuerpo, los cuchillos y las lanzas se romper√°n sin que mi cuerpo alcance, las cuerdas y las cadenas se romper√°n sin que mi cuerpo se ate.

Jesucristo, prot√©geme y defi√©ndeme con el poder de tu Divina Felicidad y la Virgen de Nazaret, c√ļbreme con el manto sagrado y divino, protegi√©ndome en todos mis dolores y aflicciones;¬†Dios, con tu Divina Misericordia y colosal poder, s√© mi defensor contra el mal y la persecuci√≥n de mis contrincantes.

 

Oh! Glorioso San Jorge, en nombre de Dios, en nombre de la Virgen de Nazaret y en nombre del Divino Esp√≠ritu Santo, exti√©ndeme tu escudo y tus capaces armas, defendi√©ndome con tu fuerza y ‚Äč‚Äčtu excelencia, del poder de mis contrincantes carnales y espirituales, y todas sus malas influencias y que bajo los pies de tu leal jinete, mis contrincantes est√°n humildes y obedientes a ti, sin atreverse a tener una observaci√≥n que consigua da√Īarme.

Que as√≠ sea, con el poder de Dios, Jes√ļs y la falange del Divino Esp√≠ritu Santo.

Amén

Deja un comentario